foto grid casacion



Casación



Luego de la sentencia absolutoria de la Sala II de la Cámara Penal de la provincia de Tucumán, los abogados de la familia Verón presentaron inmediatamente la apelación en la Cámara de Casación, al tiempo que hicieron un pedido de Juicio Político a los magristados, por mal desempeño al maltratar y discriminar a las víctimas durante su declaración testimonial en el proceso.



La apelación en la Corte Suprema Tucumana fue a a favor de la familia Verón, señalando como culpables a 10 de los imputados (María Jesús Rivero y su hermano fueron absueltos, y Liliana Medina murió en prisión por otra causa antes de que se conociera esta decisión). Además agregó en su dictámen que fuera un nuevo tribunal quien brindara la condena para cada uno de ellos.



El 8 de abril de 2014, los camaristas Emilio Páez de la Torre, Dante Ibáñez y Juana Juárez dictaron la condena de 22 años de prisión a José “Chenga” Gómez y a Gonzalo Gómez; de 18 años a Daniela Natalia Milhein y Alejandro Gómez; 17 años a Carlos Alberto Luna y Domingo Pascual Andrada; de 15 años a Azucena Márquez; de 12 años a Humberto Derobertis; y de 10 años a Mariana Bustos y Paola Gaitán.



El 4 de noviembre de 2016 la Corte Suprema de Tucumán rechazó la apelación de los delincuentes, y los abogados de la familia Verón pidieron inmediatamente la prisión de todos los sentenciados.

Noticias relacionadas